domingo, 1 de febrero de 2009

Urulu, el monolito sagrado

Como siempre, la música me embargaba camino de Urulu. Me lo había imaginado muchas veces durante el viaje, incluso creo recordar haberlo soñado dos noches antes en aquel singular hotel de Alice Spring. En todo caso, la jornada precedente investigando la sabana australiana, el espectacular Kings Canyon y pernoctando en pleno desierto bajo las estrellas, me tenían ocupada la imaginación. Pasaba el tiempo, pero el largo camino recorrido hacía presagiar la cercanía del encuentro esperado. Tuve tiempo antes de la milagrosa visión, para acordarme de él. No podré decirte como me ha ido, no podré constatarte que tenías razón, no podremos charlar sobre la experiencia. Recuerdo tus últimas palabras acerca del viaje; quiero volver, volveré,…, utiliza mis ojos allá dónde estés para tener la última visión de la piedra sagrada, de tu piedra sagrada. Te tuve en la memoria durante todo el día. De repente, en la lejanía, emergió de la nada una mesa resplandeciente que me dejó sin palabras, ahí estás … te encontré, eres realmente grandioso, espléndido, eres tal y como te imaginaba.

Urulu from juliobcn on Vimeo.


Por más que se haya visto en postales, fotografías o películas la increíble estampa del monolito sagrado, el visitante nunca está lo suficientemente preparado para contemplar esa prodigiosa y solitaria mole alzada en el horizonte.


Los Anangu (pueblo aborigen propietario de estas tierras) os concederán la posibilidad de abrir una ventana mágica al pasado y poder aspirar la máxima trascendencia espiritual y cultural de la montaña sagrada, Urulu (Ayers Rock).


El paisaje de Urulu y el colorido que lo viste, cambia de manera espectacular al vaivén de la luz y de las estaciones. Dependiendo de si es atardecer, amanecer, anochecer, verano o invierno, podrás disfrutar de colores ocres, amarronados surcados y moteados por sombras oscuras, naranjas, rojos de diferentes intensidades o grises marengo. La piedra hace unos 3.6 Km de largo y se eleva a 348 m desde el arenoso monte bajo. Lo más impresionante es que se cree que dos tercios de la roca permanecen bajo la arena.


Los lugares sagrados se encuentran localizados en torno a la base de Urulu, por lo que recomiendo elegir una de las tres rutas de senderismo que te llevarán en una caminata inolvidable al conocimiento de plantas, animales, geología y mitología del lugar.

Situarte bajo esa imponente figura, rozar con los dedos esa tersa roca mientras caminas, levantar la mirada y contemplarla, sentarte relajadamente y admirarla...., se me pone la piel de gallina.

También se puede subir a la cima. La ruta sigue el tradicional sendero que utilizaban los aborígenes, por lo que se pide extremar el respeto de la ley y las costumbres nativas. Los aborígenes piden a los visitantes que opten por no subir. De hecho, además del sacrilegio, la subida no es nada fácil y muchos visitantes han abortado el intento o sufrido graves accidentes, incluso la muerte.

10 comentarios:

carmensabes dijo...

IMPRESIONANTE
IMPRESCINDIBLE
ALUCINANTE
precioso documento, para pasarse horas aquí disfrutando a tope de tu trabajo, generoso tú que nos lo enseñas...

"Aspirar la máxima trascendencia espiritual y cultural de la montaña sagrada", toda la razon...

Maravilloso, de verdad, te felicito!!

Anónimo dijo...

Hace casi 10 años visitamos este lugar sagrado. No nos atrevimos a subir la montaña precisamente por el respeto a la tradición de sus habitantes. Optamos por dar la vuelta completa, un trayecto largo, pesado, caluroso pero reconfortante por lo que "sentimos" y vivimos.
Aucanada

María Diez dijo...

Te felicito por este reportaje. Te felicito por este viaje y te agradezco que nos lo muestres. Describes tus viajes de una manera que me hacen sentir parte de él. Posiblemente no vaya nunca, pero sí habré saboreado su esencia gracias a ti.
Un beso

juliobcn dijo...

Impresionantes tus halagos, Carmen. En éste extraño y emotivo Diario personal de recuerdos esenciales, cabe rememorar, evocar, soñar, aconsejar, la verdad y compartir. Gracias a ti.
Un beso artista.

juliobcn dijo...

Aucanada?,
Hace diez años!!! más auténtico y salvaje si cabe. Yo tampoco tenía intenciones de subir, aunque la foto mereciera la pena. En todo caso estaba cerrado por el fuerte viento?¿(o la excusa de los aborígenes). Bienvenido y gracias por compartir esencias.

María,
Gracias. Da igual el lugar o cuando, también tus fotos captan impresionantes esencias. Si mis entradas te hacen sentir algo o ganas de comprobar por tu cuenta esas sensaciones, es más de lo que podía pretender. El mundo es maravilloso.
Besos

Rattle dijo...

Joder amigo, excelente video. Sin palabras me dejas, y con ese MLK de fondo, los pelos de punta. Gracias.

Jose Bela dijo...

Siempre entran ganas de ir a los sitios que publicas. ¿Hay mejor efecto que ese para una foto?
Pero tampoco te lo creas tanto, que la liga no está perdida ;)

juliobcn dijo...

*Hombre Rattle tú por aquí :D
Ya sabes, la BSO de nuestras vidas ;D
Un abrazo subacuático

*Jose Bela dijo: "Siempre entran ganas de ir a los sitios que publicas. ¿Hay mejor efecto que ese para una foto?". No voy a hacer el chiste fácil con las fotos de García-Alix :D Me he puesto el "celebrate" de AEF en nuestro honor.
Salud

Anónimo dijo...

Julio,
probablemente en dos años marcho junto a mi familia a vivir un año o dos en Sydney o Melbouren, aprovechando un parón académico. Australia nos marcó a mi esposa y a mí. Incluso al volver del viaje, casi un mes dando vueltas por aquel continente, nos planteamos regresar para allà...Creo que todavía es the last frontier...
Aucanada

juliobcn dijo...

Qué "suerte la tuya" Aucanada. Hace muy poco pregunté por la situación laboral y social en Australia (por lo mismo que tú) y me confirmaron que la crisis ha llegado fuerte a esas tierras. Pero bueno, en dos años todo volverá a su cauce. La esencia "aussie" te atrapa sin piedad y quieres seguir descubriendo, cómo tú bien dices "the last frontier"...
Mi mujer y yo nos enamoramos perdidamente de Sydney. Somos de Barcelona así que hay muchos puntos en común. El mar, la naturaleza, el aire, los espacios abiertos, el centro, Bondi beach, The Rocks…. Todo el mundo está en la calle, practican deporte a todas horas, arte, música, climatología óptima ... y a tiro de piedra de lugares excepcionales. Si lo consigues, ya contarás. :D
Saludos