miércoles, 7 de octubre de 2009

The last Shark

A través de la historia, ha subsistido la creencia de que los tiburones eran criaturas sobre las que no se podía ejercer control. Numerosas sociedades primitivas asociaban a los tiburones con creencias simbólicas o religiosas, y representaban la importancia que les concedían en la mitología, tradición, arte y literatura.”No oséis entrar en la gran caverna del dios tiburón Kauhuhu, pues no tendrá piedad de vosotros y la protección que nos brinda se tornará aniquilación y masacre”.
Cuenta una vieja leyenda polinesia que los dioses condenaron a los tiburones, debido a su mala conducta, a nadar eternamente sin jamás detenerse, privándolos de esta manera de todo descanso, lo que los ha orillado siempre a estar en movimiento y en busca de comida. Me entusiasma más creer esta versión legendaria que la realidad científica que lo confirma.
______________________

Más allá de la ilusión o lo místico, la verdad o lo científico, está la triste realidad que nos certifica que muchas especies de tiburones se habrán extinguido en 10-15 años. Sin que sirva de precedente este trágico comentario, no voy a sermonear acerca del medio ambiente, el equilibrio ecológico o la biodiversidad, pues ya somos todos mayorcitos y quien no se informa o no quiere saber, es por que no quiere. Pero las últimas investigaciones al respecto hablan de que han desaparecido entre el 80% y el 90% de las poblaciones de las especies objeto de la fuerte explotación pesquera.
Te adoro escualo, te quiero con toda con mi alma. Bello, fuerte, esbozo perfecto, rápido y voraz. Evolución impecable, hermoso, potente, señor y sagaz. Nunca olvidaré la primera vez que nos miramos fijamente, cara a cara, yo te protegí y tú me respetaste. El miedo se lo devolví con creces a los farsantes en forma de entusiasmo vital, el niño aquel que tenía pavor a nadar en el mar y a encontrarte de frente, creció con aletas en los pies y botella para respirar. Lucha por subsistir en el planeta azul, en tu planeta azul. Que los que nacimos después, los hombres, no te sometan como de costumbre en la historia de sangre que escriben con soberbia, en sus redes de odio, en absurdas sopas milagrosas, paupérrimos circos y patéticos brebajes curalotodo. No temáis al último tiburón, si lo véis alguna vez, tendréis toda la suerte del mundo.

The Last Shark from juliobcn on Vimeo.


Free Dive en Bahamas, sin protección, con el “temible” tiburón Tigre. Deliciosas imágenes que aunque parezca mentira, son reales, y que hubieran sido tildadas de ciencia ficción antaño. El conocimiento, el estudio y el respeto por la naturaleza, han hecho posible que se puedan disfrutar hoy día. Evidentemente el área, los especimenes, las costumbres y la hora del día, hacen que se pueda llevar a cabo esta extraordinaria experiencia. No aconsejo a nadie que se zambulla en el azul junto a un tiburón tigre ó blanco sin las medidas de seguridad oportunas. Avisados estáis. Otras experiencias de Free Dive con el gran tigre se pueden vivir en México, Mozambique y Sudáfrica. La presencia del tiburón blanco solo se puede percibir desde la cubierta de un barco o a través de jaulas bajo el agua, por ahora.

5 comentarios:

Belle&Sebastian dijo...

Mi más sincera enhorabuena por este maravilloso blog! Estoy alucinada, de verdad, Felicidades! Bueno, voy a seguir leyendo... Un saludo

Tere dijo...

De casualidad he caído en tu blog, y quería decirte que me ha gustado mucho. Viendo las fotos y leyendo tus comentarios me has transportado a esos lugares tan mágicos... Por un ratito me he ido de vacaciones!!! Felicidades y gracias por transmitir el respeto y la pasión por la naturaleza.

juliobcn dijo...

Muchas gracias "Belle&Sebastian". Mi intención es compartir y advertir, en la medida de los posible, a buscar la esencia viajera, que la hay, te lo prometo. Un abrazo.

juliobcn dijo...

Gracias a tí Tere, por saber apreciar algo que sale del corazón y que nada tiene que ver con intereses, costes o beneficios.
A las dos, tenéis las puertas abiertas de mi casa esencial.
Abrazos.

Belle&Sebastian dijo...

Gracias Julio! Por aquí seguiré pendiente de todas las novedades que nos vayas contando. Es un placer leer lo que escribes. Un saludo.