jueves, 6 de marzo de 2008

Los cenotes sagrados (Yucatán)

"Cogemos los Quads y nos adentramos en la selva en busca de los famosos cenotes. Un trayecto repleto de aventura y diversión. La primera impresión es impactante. Selva, grutas, silencios, agua cristalina, oscuridad... "


¿Qué es un cenote?
Un cenote, es un río subterráneo, o una cavidad inundada, debido a la acumulación de agua subterránea, fruto de la filtración de esta a través de la plataforma de piedra caliza que la cubre. La piedra caliza, al ser recorrida por agua con carbono, (procedente de las plantas), se acaba resquebrajando y cede, filtrando la misma al subsuelo, y formándose los denominados cenotes.



La península del Yucatán (Méjico), es una de las mayores plataformas de piedra caliza del mundo, con las de Cuba y Florida. Se estima que en la Península del Yucatán al menos hay 3.000 cenotes, de los que por ahora únicamente se conocen 1000.
La ausencia de ríos y lagos en el norte de la península del Yucatán se explica porque las aguas se han ido filtrando al subsuelo.




Los cenotes son lugares sagrados para los mayas*, tanto para los contemporáneos como para sus ancestros. Según la tradición, el agua que atesoran esos pozos es considerada “virgen o pura” debido a que no ha sido tocada por la luz.
Los mayas concedían gran importancia al cenote o Dzonot, en lengua maya, "que significa hoyo en el suelo o pozo", por ser una fuente de agua pura e inagotable.
Majestuosas ceremonias tenían como escenario los cenotes. Y aquellos que eran utilizados en la práctica de rituales no podían ser empleados para el abastecimiento de agua.

Los cenotes se han clasificado en cuatro categorías:
Cenotes aguada (en lengua maya denominados ak’al che’), abiertos por arriba, con perfil en forma de plato.
Cenotes cántaro (en lengua maya denominados ch’e’n), en los que la abertura exterior es más pequeña comparada con el diámetro del cenote.
Cenotes cilíndricos ( en lengua maya denominados ts’onot), de paredes verticales, donde la abertura del cenote equivale al diámetro del cuerpo de agua.
Cenotes gruta o cueva ( en lengua maya denominados aktun), en los que la abertura asemeja a una gruta al ubicarse en el lateral.


La exploración de los cenotes sagrados significa, además de una extraordinaria aventura en aguas limpias y tibias, una pieza fundamental en la investigación arqueológica.
La visibilidad en un cenote ronda los 100 metros y la temperatura suele estar entorno a los 26 ºC.


Lamento no haber tenido la suficiente experiencia en su día, para haber buceado e investigado esas grutas con más detenimiento y dedicación. Son bastantes al cabo del año, los que mueren en esos laberintos oscuros, víctimas del pánico, falta de aire o simplemente perdidos.


La civilización maya* perduró tres mil 400 años desde el establecimiento de las primeras aldeas, y habitó el extremo sudoriental de México, "los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo y partes de Tabasco y Chiapas", así como los territorios de Guatemala y Belice y el occidente de Honduras y El Salvador.

3 comentarios:

El opositor dijo...

Increíble, desconocía totalmente la existencia de éstos cenotes...

Cómo molan! Grandísimas fotos, por cierto, la 6ª me ha encantado.

Un saludo!

Anónimo dijo...

Me alegro de que alguna de mis humildes experiencias, hayan ocupado un diminuto hueco en tu saber...una pequeña razón más, para seguir compartiendo experiencias en "The Essence".
Un abrazo y...ya sabes donde están los cenotes, por si te animas.

juliobcn

Rocío dijo...

Con un poquito de suerte en agosto podré bucear en ellos... !Qué ganas!!!!