miércoles, 13 de enero de 2010

Corazón de León

____________
Esta es una historia real, de amor, de amistad, de reencuentro, de como lo salvaje puede llegar a ser tierno y de como lo animal puede albergar una extraordinaria humanidad.

En 1968 unos jóvenes australianos llamados John y Anthony (Ace), vieron un cachorro de león enjaulado y puesto a la venta en unos archiconocidos almacenes de Londres. Había sido extraído de la jaula que compartía con sus padres en un vetusto zoológico de la región. Conmovidos por la historia, se decidieron a comprarlo y llevárselo a su apartamento.
Fue bautizado con el nombre de Christian y en poco tiempo, se dieron cuenta asombrados de la inteligencia que albergaba y el extraordinario cariño que otorgaba tanto a personas como a animales.



John y Ace con Christian en Londres

Un año más tarde y cuando el león empezó a crecer considerablemente, sus amos decidieron llevarlo a vivir a un lugar mucho más idóneo, dónde poder correr y vivir acorde a sus necesidades. Aún así, John y Ace conocieron a Virginia McKenna y Bill Travers, una pareja de actores y activistas ingleses, que protagonizaron el documental sobre vida salvaje “Born Free” (Nacida Libre). Este film está basado en el libro de Joy Adamson, que trata la historia real de ella misma y su marido George y su lucha por devolver a la leona Elsa a su hábitat natural. Este trabajo inspiró al matrimonio para continuar una serie de documentales sobre la defensa de los derechos de los animales y con el tiempo al establecimiento de la fundación Born Free.


Dichos activistas sugirieron a los jóvenes australianos que dejaran al cachorro a cargo del naturista George Adamson, quien tenía un orfanato de leones salvajes en el Parque Nacional de Kora, en Kenia.



Virginia y Bill con Christian en Kora

Una vez en Kenia, George Adamson, "el Baba ya Simba" (Padre de los Leones), asesoró a los jóvenes sobre la forma de aclimatar y acostumbrar al león al entorno natural de Kenia. John, Ace, Virginia y Bill fueron parte activa en la introducción de Christian a su nuevo hogar. Lo acompañaban en sus paseos por la llanura africana y de regreso a su aposento, pero Christian no era el único león en proceso de introducción al medio salvaje; también estaba la pequeña Kitania y el viejo Boy, con quien tuvo el difícil trabajo de ganarse su aceptación.
Gracias a la paciencia y la sapiencia de George Adamson, finalmente, Boy y Kitania lograron ser la primer manada de Christian; fue en ese momento, con mucha tristeza pero ilusionados, que John y Ace decidieron decir adiós a su amado cachorro y permitir que continuara con su nueva vida en África de la mano de George.



El naturista George Adamson con Boy y Christian


El león Christian y la manada salían a diario a explorar su territorio; un día regresaron a casa sin Kitania. Boy y Christian le indicaron a George donde se había perdido la cachorra, Adamson buscó durante varios días pero no hubo suerte, al parecer fue devorada por los cocodrilos.
Pero la desgracia seguía latente en los leones de "Baba ya Simba", en una pelea por el territorio con otros leones salvajes, Boy es herido gravemente.
A raíz de ese altercado, Boy cambió en su actitud y se volvió hostil y potencialmente peligroso; estaba perdiendo la habilidad de socializar con otros leones y con humanos. Lo que el quipo del orfanato temía, termino por acontecer; Boy ataca a un colaborador de George Adamson, éste tuvo que matar a Boy con sendos disparos en el corazón y no pudo impedir la muerte de su ayudante que moriría horas más tarde a causa de la graves heridas.

La muerte de Boy dejó a Christian como el único sobreviviente de la manada original. Ya defendía solo su manada y su territorio, y pocas veces regresaba al refugio en busca de comida, pues estaba ya prácticamente aclimatado a la vida salvaje.

Adamson junto a las nuevas hembras de la manada de Christian


Un año después, enterados John y Ace de los hechos acaecidos, se empeñaron en volver a Kenia para visitar a su amigo por última vez. Pese a las indicaciones y advertencias de los expertos, por la dificultad de reencontrar a Christian, pero sobretodo por la peligrosidad del encuentro, los jóvenes australianos se plantaron frente a la Gran Roca en Kenia, en busca del último adiós de su viejo amigo.

Esto fue lo que pasó:



Toda esta historia quedó documentada en el film “The Lion at World's End”. También muestra como las leonas de la manada dan la bienvenida a los dos australianos bajo la influencia de Christian. En esta película, el director, muestra el contrastante entre libertad de Christian y la cautividad de sus padres en aquel zoológico londinense.


George Adamson se quedó en Kora durante catorce años más, reintroduciendo a otros leones; hasta que en 1989 fue asesinado. “Quince leones visitaron al conservacionista británico George Adamson la noche anterior a su muerte, ocurrida el 20 de agosto. Él había afirmado que ellos eran “su mejor defensa contra los bandidos”. No siguió los consejos del Gobierno que le invitaban a abandonar su campamento en Kenia ante el peligro de los furtivos, y los primeros rayos de sol no ahuyentaron a los bandidos somalíes que merodeaban por allí. Adamson apareció acribillado a balazos en su Land Rover, tras acudir a auxiliar a un colaborador. Nueve años antes, un sirviente había asesinado a su ex mujer, Joy, autora del éxito de ventas Nacida libre, que inmortalizó a la pareja de naturalistas.” Sus restos mortales descansan allí, en la sabana. En su honor se fundó el George Adamson Wildlife Preservation Trust, que opera en Kenia y Tanzania reintroduciendo y recuperando especies salvajes en aquella parte de África.


11 comentarios:

María Diez dijo...

Poco se puede añadir después de leer esta historia. Me ha cautivado el video, impresionante.
Es un placer visitarte.
Un abrazo

Jesu dijo...

Impresionante. Es una enorme ironía vivir rodeado de leones "peligrosos" y que al final te mate uno de tu propia especie.

Jo, quiero tener un leoncito en casa.

juliobcn dijo...

Buenas, María
Es una historia emocionante, y lo mejor de todo es que es auténtica.
Hace por lo menos quince años, disfruté de la película "Nacida Libre", me encantó, sentí algo muy especial. Llegué a imaginarme una historia real, aunque basada en hechos reales, era cine.
Hace unos meses leí algo sobre la historia de Christian y me recordó sin remisión a susodicha película, busqué documentación y mi sorpresa fue cuando descubrí que tenían relación y protagonistas en común.
De algún modo ese pequeño sueño se hizo realidad, volví a sentir esa sensación, pero esta vez de verdad.
Abrazos

juliobcn dijo...

Bienvenido Jesu,
Ironías de la vida, efectivamente.
Aún así, la madurez me ha dotado de responsabilidad y aunque mi amor por los animales siga intacto, nunca se debe sobrepasar la barrera de la … "cordura". (Por experiencia :D)
Siempre quise tener un tiburón en una piscina de agua salada :D
Abrazos!!!

Jose dijo...

Espectacular. No tengo palabras, de verdad.

La vida es hermosa.

juliobcn dijo...

Gracias Jose, la vida es tan hermosa como una historia de celuloide :D
Abrazos

José dijo...

por cierto, qué canción es la que suena al principio del vídeo?

juliobcn dijo...

Me pasaron un CD repleto de temas, algunos buenísimos. Lo malo es que muchos están si identificar, éste es uno de ellos :(
Te paso el link con la canción entera.
http://www.yousendit.com/download/S1VDRm93cG9xRTBLSkE9PQ

José dijo...

Pues ya he descubierto de quien se trata, y te aseguro que tiene otros temazos por ahí escondidos.

Se llama Mat Kearney. Búscalo por spotify o youtube y me cuentas.

juliobcn dijo...

Algo he oído José... se parece al innombrable CM :-D

lilielmo dijo...

conocia la historia y pense en el sufrimiento de esos dos amigos al tener que separarle de su cachorro leon...mas aun cuando despues de un par de años volvieron pero no pudieron volver a ver a Cristian...
El blog es re bueno ....