lunes, 26 de mayo de 2008

Compartiendo esencias


La filosofía Tana Toraja, " dar primero para luego recibir", brilla por su ausencia en nuestros días y en nuestro querido occidentalismo. Y qué es la vida sino una aventura llena de experiencias. Existen tantas vidas como experiencias y tantas aventuras como personas. Cada día que pasa engordamos la vida con ideas, acciones, hechos y errores que nos ayudan a encarar el futuro de forma más segura y a vivir la vida de diferente manera. Siempre intentando mejorar, por supuesto. Por eso, escucha, siente, lee y observa, filtra lo dañino y desecha lo nocivo, quédate con lo primordial, con lo que realmente vale la pena y bríndaselo a los demás. Pequeñas migajas regaladas, en ocasiones se tornan recuerdos inolvidables y momentos excepcionales que volverás a donar a su vez a otra gente, creando así una fina cadena de ilusión, buenos momentos y esperanza. Eso es compartir.
No temas, haz un balance total de las horas que pasas en la oficina; anécdotas, risas, tensión, presión y mucha pérdida de tiempo. La reunión colectiva con amigos para tomar café o unas cervezas; risas, chistes, experiencias semanales, política, deporte, sexo ilógico y tristes acontecimientos, que fortalecen la amistad pese al paso del tiempo, quién lo iba a decir. Salir de un evento o espectáculo hinchado de satisfacción habiendo aprendido una nueva lección. Cenas con espíritu constructivo que se vuelven en meros ratos de juegos intrascendentes. La familia, a borbotones pero siempre vitalicia. Nuestra querida amada...siempre con un As bajo la manga. Y las nuevas incorporaciones, con el periodo de prueba pertinente. Gracias a todos ellos y más... .
A los que practican el Voyeurismo "Essencial" que son bastantes y me consta.Por opositar de vez en cuando a chufla, por linolear en un marco de originalidad y sencillez, por sentirme héroe con acento gaditano, por reconocerme a "Mimismo" en nuevas musicalidades, por recorrer los pasos de Marta, Ramiro y Adam, por colarme en los sueños de Laura, por dejarme trepar el árbol de José o yusufismear*, que aunque la palabra suene mal, guarda un bello secreto en su interior solo capaz de emocionar.

Gracias por compartir

James*


4 comentarios:

El opositor dijo...

Bravo, bravo! :D

Me uno a tu entrada y agradezco también a todos los que nos visitan el compartir sus vivencias, inquietudes, etc. Pero sobre todo a ti, que para eso te has currado el post.

Dicen que Internet está "deshumanizado". Cosas como ésta lo ponen en duda.

Un abrazo.

jose dijo...

Es cierto que en ocasiones se puede llegar a conectar "humanamente" a través de estos cacharros. Reirte, disfrutar, compartir, aprender... en la distancia es posible.

Un placer Julius. Y gracias.

thejosetree dijo...

Crack!!!

Grandisima entrada como todas las que te curras siempre.

Últimamente me encuentro algo triste y melancólico por algo que ni siquiera sé lo que es, es una sensación extraña. El tiempo pasa cada dia más rápido para mi y ni siquiera tengo tiempo para asimilar la cantidad de información recibida y el montón de momentos y vivencias que comparto con mis seres queridos cada día.

Es como si hubiera estado esperando un tren toda mi vida, y justo cuando le queda poco para llegar a la estación, me pongo a correr delante de él sin saber cuando llegaré a la próxima estación ni si podré hacerlo.

No sé que hago explicandote esto porque ni siquiera yo lo sé lo que quiero expresarte, simplemente tu texto me ha hecho reflexionar (una vez más) sobre lo auténticamente esencial de la vida.

Creo que la vida es RIESGO, es atreverse a hacer todo aquello que a uno le llena de satisfacción e ilusiones, es pegar un puñetazo en la mesa de la hipocresia y la falsedad y decirse a uno mismo y a los demás bien alto: Quiero vivir mi vida y voy a hacerlo!!! Ser honesto, al fin y al cabo, contigo mismo y con los demás.

No te conozco apenas, tan solo a través de un foro y un blog, pero me da la sensación de que tú has elegido vivir la vida que querias. Por eso, te doy mi enhorabuena, te insto a que sigas escribiendo textos tan bellos e inspirados como este y que sigas mostrando la realidad a través de la cámara, a través de estos estupendos reportajes fotográficos que nos recuerdan que hay un mundo allí afuera por vivir. Y nos está esperando.

Un abrazo.

juliobcn dijo...

*Vaya contradicción. Me parece que el humano está sobrevalorado; humanizar y deshumanizar. Amor es compartir, y no lo ha inventado un hombre :D
*La tecnología, humana por supuesto, puede hacer maravillas, pero siempre ha de haber un "humanoide" con corazón, que le de a la tecla y no al botón rojo :D
*Me dejas anonadado. Gracias.
Crecer, madurar y hacerse viejo, conlleva precisamente meter la pata hasta el fondo en infinidad de ocasiones. Quien ha llevado una vida casi perfecta, tiene muchas posibilidades de meter la pata al final, cuando ya no hay manera ni tiempo para redimirse o reaccionar. Crisis, bajones, "depresiones", etc, son típicas del ser humano, los animales empiezan a sufrirlas también en los últimos tiempos, pero el sol sale con más fuerza y luminosidad al día siguiente. El mundo es más sencillo de lo que parece, y las importancias son relativas.
Poca gente hace lo que realmente le gusta, y yo no soy la excepción. He intentado llevar el camino a mi terreno y no lo he conseguido en su totalidad. Siempre hay tiempo para tomar otra dirección o resignarse "con gusto" y salir del camino de vez en cuando para tomar aire.
Un abrazo a tutti.